VOMATI

Propuesta

VOMATI es una propuesta que nace de una experiencia de voluntariado en las escuelas técnicas y fundación infantil del Centro Educativo Don Bosco en la provincia de Kep en el Reino de Camboya, Sudeste Asiático. Dicho centro fue fundado por Albeiro Rodas, colombiano, comunicador social, magister en comunicación digital, salesiano, educador, scout y ambientalista. La obra fue abierta en la provincia de Kep en 2011 y desde entonces más de 100 voluntarios de todos los continentes han venido a prestar un servicio en favor de niños y jóvenes pobres y en estado de vulnerabilidad. Entre ellos, la mayoría han venido de Latinoamérica.

Por esta razón, Albeiro y en diálogo con algunos de esos voluntarios, han notado lo siguiente:

  1. La mayoría de voluntarios internacionales provienen de países industrializados (Europa, Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelandia, Japón…). Mientras que voluntarios de países considerados pobres desde el punto de vista de la industrialización como los países latinoamericanos, africanos, muchas regiones de Asia y las polinesias, son muy escasos debido a que los gobiernos en dichos países no invierten mucho en estas experiencias de enviar a sus ciudadanos, especialmente jóvenes, a otros países. En nuestro caso de Don Bosco Kep, todos los voluntarios latinoamericanos que han vivido la experiencia, lo han hecho por su propia cuenta. Esto le quita las posibilidades a muchos jóvenes, profesionales o simplemente personas de buen corazón, que quisieran compartir con otras culturas y aportar un granito de arena.
  2. Existen muchas organizaciones que son fraude, al utilizar el tema del voluntariado internacional como una manera de atraer a personas que tienen el anhelo de compartir con otras personas. De esta manera caen fácilmente en redes de engaño, en las cuales tienen que pagar cuantiosas sumas de dinero e incluso trabajar previamente a la experiencia al pedir donaciones en las calles, para después ser enviados a proyectos sin planeación en países lejanos. Con VOMAPI pretendemos orientar a las personas que quieran vivir una experiencia de voluntariado con información clara y simple. No es necesario hacer ningún pago a ninguna persona u organización para vivir un voluntariado internacional. Los únicos gastos posibles son los vuelos internacionales, el pago de un seguro internacional, los gastos de visa y los gastos de estadía. Dichos gastos deben ser asumidos en principio por los voluntarios. Sin embargo, es posible realizar todo tipo de campaña para cubrir dichos gastos en coordinación con VOMAPI o por cuenta propia. Donaciones posibles por parte del voluntario al proyecto en donde trabaje o la iniciativa de recaudar fondos o material en beneficio de la obra, debe ser una iniciativa del voluntario.